11 cosas que entenderás si eres la hermana mayor ¡Seguro que te identificas en más de una!

Yo crecí como hermana mayor y por alguna extraña razón muchos de mis mejores amigos son también hermanos mayores. Somos geniales y si tú también eres hermano mayor, seguro que te identificas con alguno de estos puntos:

1. Eres una “mamá chiquita”

La hermana mayor es como una segunda mamá y muchas aprendemos a cocinar, ordenar la casa o ayudar a los peques con las tareas mucho antes de tener una familia propia. “Hermana, ¿me ayudas a atarme los zapatos?”

2. Eres el parámetro

Como eres la primera hija, tus padres compararán a los demás hijos (o sobrinos, primos o hasta vecinos) contigo. Si haces algo bien serás el modelo a seguir y si haces algo mal serás el mal ejemplo. No sé si sea justo o injusto, pero así pasa muchas veces. “Mira a tu hermana que ya se terminó la sopa, termínala tú también Jess…”cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-7

3. Tus hermanos menores te admiran

Al menos en un principio ellos admirarán y querrán ser como tú, hacer las cosas que tú haces o vestir como tú vistes. Una etapa que puede ser un poco irritante, hasta que sucede lo siguiente… “Sofía, ¿por qué te llevaste mi vestido?”cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-3

4. Las peleas son terribles

Con nadie te has peleado con tanto volúmen ni tanta histeria como con tu hermano o hermana. Ambos saben las debilidades y fortalezas del otro y no dudarán en usarlas… aunque al final terminen llorando y pidiendo perdón. Las peleas de hermanos son las más intensas y cortas (al menos las de la infancia). “¡Le voy a decir a mamá lo del gato del vecino!”cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-4

5. A veces no puedes vivir con tus hermanos

Como cuando tus padres salen y te quedas al mando o cuando quieres salir a hacer cosas “de mayores” y te dicen que te lleves a tu hermanita. Una, que casi no puede hacerse cargo de sí misma, quieren que me haga cargo de más gente, así no se puede. “¿Quieres ir de paseo con tus amigas? Llévate también a tu hermanita, o no vas.”

cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-10

6. La verdad es que no puedes vivir sin tus hermanos

Llegan momentos en que la que tiene miedo eres tú, quien necesita consuelo eres tú, quien está en aprietos eres tú y tus hermanitos jamás olvidarán todas las veces que los ayudaste. Cuando somos mayores el trabajo y las cosas de adultos nos mantienen ocupados y valoramos esos preciosos momentos que pasamos juntos de pequeños. Y nos damos cuenta de que nos hemos convertido también en mejores amigos. “Me salvaste la vida Jess. ¡Te amo!”cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-5

7. No importa cuán mayor sea tu hermanito, siempre será tu hermanito

Cuando mis amigos conocieron a mi hermanita los noté sorprendidos. Dijeron que creían que era una niña de unos 6 años, no una chica de 15 que ya era más alta que yo. Incluso hoy, cuando la miro, sigo viendo al bebé dormilón que llegó del hospital hace 20 años a cambiar mi vida entera. “No me improta que Jess sea 20 centímetros más alto que yo, sigue siendo mi pequeña Jess.”cosas-que-toda-hermana-mayor-entendera-6

8. Jamás dejarán de molestarse uno a otro

Ingenuamente uno cree que al llegar a la etapa adulta dejaremos de molestarnos, ERROR. Tus hermanos menores seguirán recordándote los errores vergonzosos que cometiste en la primaria y tú les devolverás el favor. “¿Se acuerdan cuando Jess se hizo pipí en los pantalones en casa de la tía Tisha?”

hermano7

9. Pero sólo tú tienes derecho de atormentar a tus hermanos

Si alguien más se mete con ellos, intenta o logra hacerles daño, te convertirás en una fiera. Tenemos un instinto protector integrado y feroz. “Si le rompes el corazón a mi hermana TE MATO.”

10. Eres la consejera oficial

No importa si se trata de problemas de álgebra o familiares, te conviertes en la consejera oficial al pasar los años. Es más fácil contarte a ti que a papá y probablemente ayudes a tus hermanos a reparar los daños. “¿Te cuento algo? Pero no se lo vayas a decir a nadie…”

hermano8

11. La complicidad

Eres la cómplice responsable. Aunque sigues haciendo travesuras, siempre te quedará un dejo de responsabilidad y serás quien ponga los planes de los hermanos sobre la tierra. Gracias a ti las mejores travesuras tuvieron éxito y también gracias a ti existieron las mejores coartadas. Es una habilidad que sólo mejora con los años. “¿Puedo decir que estuve contigo el domingo?”

Cuando era pequeña deseaba haber tenido un hermano mayor que me hubiera protegido o simplemente para molestarlo yo a él. Ahora valoro mucho el lugar que me tocó en mi familia y me doy cuenta de que no hace falta un hermano mayor para molestar o para que me proteja, de todos modos terminé siendo la más bajita.

Si te has identificado con alguno de estos puntos o te recordaron a alguien, ¡Compártelo! ♥

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!