Ya estaba cansada de pagar alquiler, y lo resolvió de una manera increíble…¡Sin palabras!

Lulú es una madre soltera que creció en Argentina pero ahora reside en Estados Unidos. Sus días eran pesados cuando estaba trabajando y estudiando al mismo tiempo, todo para proveer para su pequeña familia. Su pequeña hija siempre parecía obtener muy poco tiempo con ella, así que un buen día Lulú decidió que algo tenía que cambiar urgentemente pero no sabía como, NECESITABA seguir trabajando largas horas para pagar la costosa renta.

Lulú no se dio por vencida fácilmente y consiguió completamente gratis un contenedor industrial que estaba apunto de ser desechado y instaló fuera de la ciudad. Sin mucho conocimiento técnico, logró convertir una caja metálica gigante en un pequeño hogar acogedor para ella y su pequeña hija. 

casa-reciclada-lulu-8

Para abrir las ventanas, Lulú rompió varias cuchillas de una sierra eléctrica. Pero eso no la detuvo, ni un limitado presupuesto de 4.000 dólares para hacerse de un hogar. Una gran parte de los muebles y objetos de su casa son de segunda mano, pero eso no le molesta ni un poquito a Lulú: “Si no tienes el dinero, te tienes que poner creativo”, comenta.casa-reciclada-lulu-9La casa incluye un excusado completamente funcional y una cocina con una pequeña estufa de campamento. Lulú ha añadido también un segundo semitrailer donde están los dormitorios: La cama de la pequeña está en un adorable semiloft arriba de la cama de Lulú. casa-reciclada-de-lulu-4

Entre los dos contenedores, la casa cuenta con 99 metros cuadrados que albergan a la pequeña familia con todo lo necesario, además de un hermoso y amplio jardín con un gran árbol que ofrece sombra y horas de diversión a la pequeña hija de Lulú y sus amigas (¿cuántos niños de la ciudad querrían ésto?).casa-reciclada-de-lulu-5

Lulá está más feliz con su vida simple ahora que vive lejos de la ciudad y se ha liberado de las rentas y los ajetreos. Ella sabe perfectamente que la vida no es lo que posees: “Fue una simple decisión sobre cuántas horas tenienes en la vida y como quieres invertir esas horas”, dice Lulú.
casa-reciclada-de-lulu-7

Quizá la casa parezca pequeña, pero cuando necesitan un poco de espacio o aire fresco simplemente pueden salir y disfrutar del aire más fresco y explorar el patio de juegos más divertido. Una vida de lujos no es sinónimo de una vida feliz y esta pequeña familia ha hallado su felicidad y su equilibrio a un costo monetario muy bajo.

casa-reciclada-de-lulu-6

Nicolás Boullosa

Personalmente he fantaseado con armarme de valor y mudarme a un pueblito playero, donde las rentas sean económicas, el aire limpio y la comida esté llena de pescados y mariscos frescos y baratos. Qué agradable es ver que Lulú se ha atrevido a dejar de fantasear y hacerlo realidad.

¡No te vayas sin compartir la historia de Lulú con tus amigos! Y escápense todos a un lugar bonito ♥

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos