Este bebé colibrí cae de su nido y queda moribundo. El desenlace merece tu atención.

Éste es el pequeño Peanut, el bebé colibrí más precioso del mundo. Un hombre lo encontró en el suelo del parque. El pobre se había caído del nido sin que su madre lo viera. El hombre supo al instante que Peanut necesitaba que lo ayudaran, así que lo recogió del suelo y lo ayudó a curarse de la caída hasta que pudo valerse por sí mismo.

Al cabo de pocos días ya comía flores del campo, y se repuso enseguida. Poco después de que consiguiera volar, su mamá vino a buscarlo.

No sabía bien qué hacer sin su mamá. El pobre era demasiado pequeño y necesitaba estar a su lado.
peanut2Pero pronto se orientó y supo cómo recuperarse. ¡Qué listo!
peanut3Adoraba a su rescatador y siempre estaba a su lado.
peanut4Aprendió a comer de las flores… ¡pero siempre acompañado!
peanut5En cambio, no era muy amante de la pizza. 😉
peanut6Mientras se recuperaba, se hizo amigo de su rescatador y le encantaba estar siempre en su hombro.
peanut7Finalmente, su mamá vino a por él y se fueron juntos felizmente. 🙂
peanut8-1

Fuente: reddit

¡Preciosa historia! Este chico ha sido muy bueno rescatando a Peanut, pero sobretodo volviendo al lugar donde lo encontró, hallando así a su madre. Gran detalle de amor y respeto ante cualquier adversidad.
 

¡Nos encantan los finales felices, no olvides compartir la historia! 🙂

Más noticias sobre:, ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos