Lo que esta gente hace a estos animalitos es espantoso ¡Mira cómo acaban!

Hay una tradición centenaria en Perú que se celebra cada año, desde la época de los Incas: la Fiesta del Cerdo de Guinea. La gente se reúne en las calles con sus cerdos de Guinea disfrazados, y éstos participan en concursos. Sin embargo, todos los años acaban igual… ¡Qué crueldad!

El cerdo de Guinea es un animal muy importante en la vida diaria de los pueblos que viven en las montañas de los Andes.

¡Incluso se reparten premios a los cerditos de Guinea con los mejores disfraces!

guinea-pigs5
O al disfraz más pomposo que ocupa mucho espacio 🙂
guinea-pigs6
El ambiente festivo durante esta celebración es entrañable.

guinea-pigs7

 

Todo el mundo adora a sus cerditos de Guinea.

guinea-pigs8

Al final de las fiestas, los peruanos preparan un “festín” para los cerditos de Guinea. ¡La verdad es se ponen las botas! Pero lo peor está por llegar…

guinea-pigs9
¡Los matan y los cocinan a la parrilla para darlos de comer a la gente del pueblo! Pobres animalitos o.O
guinea-pigs10

Han pasado de ser las mascotas perfectas, a ser el plato principal del día. 😯 El cerdo de Guinea es una delicatessen peruana a la que llaman “cuy”

guinea-pigs11
A los peruanos les encanta la celebración del cerdo de Guinea. Tienen a los animales como mascotas pero también los consideran un plato común en su dieta, como si se tratara de conejo para nosotros.
guinea-pigs12
Parece extraño, incluso cruel. Pero el cerdo de Guinea ha sido tomado como alimento durante siglos por los habitantes de los Andes. Todavía hoy forma parte de la dieta típica en Perú o Bolivia, y especialmente en las tierras de los Andes. También comen cerdo de Guinea en Ecuador, sobre todo en la Sierra, y en Colombia.

Los cerdos de Guinea son un estupendo alimento, ya que no ocupan mucho espacio, y además se reproducen rápido, por lo que pueden criarse tanto en el campo como en la ciudad. La carne del cerdo de Guinea es rica en proteínas y baja en grasas y colesterol. El sabor se parece al del conejo.

Fuente: Slightly Warped

¡Ya sabes! Cuida bien de tus cerditos, ocúpate de que se encuentren a gusto y a salvo. Porque si estuviesen en Perú, probablemente terminarían… ¡cocinados a la parrilla!

No olvides compartir esta peculiar historia en Facebook.

Más noticias sobre:, , , ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos