Una emotiva carta sobre el trágico asesinato de 2 jóvenes turistas en Ecuador ¡Desgarrador!

Esta es la trágica historia de dos jóvenes argentinas que jamás se imaginaron que un viaje que habían planificado con tanta ilusión terminaría con su vida y sus sueños enlutando a sus familias y amigos y conmocionando al mundo entero.

jovenes-asesinadas-en-ecuador10

Marina Menegazzo de 22 años, estudiaba nutrición en la Universidad del Aconcagua y María José Coni de 22, estudiaba economía en la Universidad de Cuyo. Ellas partieron desde Mendoza, Argentina, de vacaciones con dos amigas más, que regresaron unos días antes para cumplir con sus compromisos académicos.

jovenes-asesinadas-en-ecuador9

Planeaban recorrer Santiago de Chile, Lima, el Machu Pichu en Perú y varios lugares de Ecuador. Tenían previsto viajar a Perú el día 22 de febrero y regresar a Argentina el 25, según información de los medios argentinos. Gladys Steffani es la madre de María José y comentó que el último contacto con su hija fue el día 22. Regresaban a Perú para viajar a Chile e ir a Mendoza por vía terrestre y tendrían problemas para encontrar señal, por eso se mantuvieron en calma.

'

jovenes-asesinadas-en-ecuador6

Pero algo estaba sucediendo. Ellas no tomaron el autobús que las llevaría a su destino final y se desató una intensa campaña de búsqueda, hasta que el 28 de febrero el ministro del Interior de Ecuador José Serrano anunció el hallazgo de sus cuerpos en Montañita, un pequeño pueblo de costa que está a 180 kilómetros de Guayaquil y es de mucha afluencia turística.

Según la versión oficial emitida por el gobierno ecuatoriano, las jóvenes abandonaron el hostal donde se alojaban el día 22 de febrero a las 2:00 de la tarde diciendo que no tenían dinero y les ofrecieron dormir en casa de unos chicos que conocieron en un bar la noche anterior.

VER TAMBIÉN:  ¡Todos le llaman héroe! Te presento al perro que le salvó la vida a una mujer desconocida

jovenes-asesinadas-en-ecuador2

Así fue como estos hombres las llevaron a la casa, salieron y regresaron de madrugada. Las jóvenes también habrían salido y cuando volvieron encontraron a los hombres borrachos. Esa noche uno de los sujetos quiso abusar de María José, ella intentó escapar y él le propinó un golpe en la cabeza con un palo que le causó la muerte y tras escuchar un grito en la otra habitación, descubrió que su compañero había acuchillado a Marina.

Uno de ellos guardó los cadáveres en bolsas negras y los llevó con una carretilla a unos 400 metros de la casa, intentó ocultar uno y dejó abandonado el otro. El primer cuerpo fue encontrado el jueves 25 de febrero y a 50 metros se encontró el segundo cadáver el domingo 28. Ese día se confirmó la identificación de ambos.

jovenes-asesinadas-en-ecuador7

La familia de las víctimas tienen dudas sobre la versión oficial, alegan que no se quedaron sin dinero, tenían sus tarjetas de crédito disponibles y hay otras incongruencias en el caso. Las investigaciones siguen en curso y no se descarta contar con apoyo internacional para esclarecer los hechos. El presidente de Argentina lamentó los asesinatos de las dos jóvenes.

jovenes-asesinadas-en-ecuador8

Se generó mucha polémica con la detención de Segundo P. y Eduardo D. como sospechosos del crimen 24 horas después de la identificación de los cuerpos.

jovenes-asesinadas-en-ecuador4

BBC

Se ha criticado en las redes sociales que las jóvenes estuvieran solas durante el viaje y ante esto una estudiante de Comunicación paraguaya llamada Guadalupe Acosta ha escrito una carta que ha sido compartida por muchas personas. Está escrita en primera persona y acompañada de una estremecedora fotografía:

VER TAMBIÉN:  Con un simple gesto, su bebé le ayudó a descubrir que tenía cáncer

“Ayer me mataron:

Me negué a que me tocaran y con un palo me reventaron el cráneo. Me metieron una cuchillada y dejaron que muriera desangrada.

Cual desperdicio me metieron en una bolsa de polietileno negro, enrollada con cinta de embalar y fui arrojada a una playa, donde horas más tarde me encontraron.

Pero peor que la muerte, fue la humillación que vino después.
Desde el momento que tuvieron mi cuerpo inerte nadie se preguntó donde estaba el hijo de puta que acabó con mis sueños, mis esperanzas, mi vida.
No, más bien empezaron a hacerme preguntas inútiles. A mi, ¿Se imaginan? una muerta, que no puede hablar, que no puede defenderse.

¿Qué ropa tenías?

¿Por qué andabas sola?

¿Cómo una mujer va a viajar sin compañía?

Te metiste en un barrio peligroso, ¿Qué esperabas?

Cuestionaron a mis padres por darme alas, por dejar que sea independiente, como cualquier ser humano. Les dijeron que seguro andábamos drogadas y lo buscamos, que algo hicimos, que ellos deberían habernos tenido vigiladas.

Y solo muerta entendí que no, que para el mundo yo no soy igual a un hombre. Que morir fue mi culpa, que siempre lo va a ser. Mientras que si el titular decía fueron muertos dos jóvenes viajeros la gente estaría comentando sus condolencias y con su falso e hipócrita discurso de doble moral pedirían pena mayor para los asesinos.

Pero al ser mujer, se minimiza. Se vuelve menos grave porque claro, yo me lo busqué. Haciendo lo que yo quería encontré mi merecido por no ser sumisa, por no querer quedarme en mi casa, por invertir mi propio dinero en mis sueños. Por eso y mucho más, me condenaron.

Y me apené, porque yo ya no estoy acá. Pero vos si estás. Y sos mujer. Y tenes que negarte a que te sigan restregando el mismo discurso de “hacerte respetar”, de que es tu culpa que te griten que te quieran tocar/lamer/ chupar alguno de tus genitales en la calle por llevar un short con 40 grados de calor, de que vos si viajas sola sos una “loca” y muy seguramente si te pasó algo, si pisotearon tus derechos, vos te lo buscaste.

Te pido que por mí y por todas las mujeres a quienes nos callaron, nos silenciaron, nos cagaron la vida y los sueños, levantes la voz. Vamos a pelear, yo a tu lado, en espíritu, y te prometo que un día vamos a ser tantas que no existirán la cantidad de bolsas suficientes para callarnos a todas”. Puedes visitar su perfil de Facebook aquí.

VER TAMBIÉN:  Personas tóxicas, cómo identificarlas y cómo evitarlas... ¡No dejes que te contaminen!

jovenes-asesinadas-en-ecuador1

El Universo

Es repudiable que sigan ocurriendo hechos de violencia como este, nada recuperará la vida de estas dos jóvenes a las que les arrebataron sus sueños de la manera más trágica y cruel. Pero su historia puede servir para crear consciencia “#NiUnaMenos”, todos podemos alzar la voz para defender cualquier acto de maltrato.

Marina y María José eran voluntarias de la Fundación Puente y semanalmente ayudaban a personas sin hogar. Nos unimos al dolor de sus seres queridos en tan difícil momento.

Es importante que todos sepan las violaciones a los derechos humanos que ocurren cuando la sociedad no asume el valor y el respeto por la vida. ¡Compártelo!

¿Te gustó?
Etiquetas:, ,

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!