La llaman la caja de los bebés no queridos… pero en realidad, es todo lo contrario.

En Seúl, Corea del Sur, muchos recién nacidos no son deseados y las madres los abandonan por las calles. El pastor Lee Jong-Rak no podía darle la espalda a la realidad y decidió hacer todo lo posible para ayudar a estos indefensos bebés.

Se les ocurrió la idea de hacer una caja para depositar a los recién nacidos no deseados. El primer día no esperaban encontrar a un bebé, pero cuando abrieron la puerta de la caja su sorpresa fue ver que había una criatura esperando su llegada. En una de las ocasiones, una madre dejó una carta diciendo que por favor cuidaran bien a su hijo y que no trataran de buscarla. Que lo sentía mucho pero que no podía hacerse cargo de él. Estas duras palabras rompen el corazón de cualquiera 🙁

Estos indefensos bebés no son personitas innecesarias, los han mandado por alguna razón. Actualmente el centro cuenta con unos 20 niños abandonados y lo bueno es que ahí tienen un papá y una mamá que les quiere ♥

Youtube

Desgraciadamente esto pasa en todo el mundo y muchos niños son abandonados nada más nacer. Esta es una extraordinaria historia de amor, fe y esperanza. Si quieres ayudar, puedes entrar en su web kindredimage.org

Espero que te haya emocionado y que compartas la historia de estos indefensos niños

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos