Los médicos no tenían esperanza y abortar era la mejor opción ¡Pero ocurrió un milagro!

Jett Morris nació con 25 semanas de gestación, pesando sólo 635 gramos. Era tan pequeño que cabía en la mano de su padre. La pareja Mhairi y Paul se opusieron al aborto, cuando a las 20 semanas, Mhairi se puso de parto y los médicos la prepararon para un aborto, mencionando que era: “Un feto no viable” y no sobreviviría. Pero la pareja no cedió a la presión de los médicos del Hospital East Surrey, en Londres. Ellos afirman: sólo nos dieron cinco minutos para tomar la decisión.

 

bebe-prematuro

“Hacía frío y yo estaba devastada, ya que no lo veían como un niño, sólo lo llamaban un “feto inviable”. El doctor mencionaba que no había nada que hacer y que prepararía el quirófano.” Ella comenta: “Entiendo que los médicos tienen que ser francos, pero no hay dos personas en esta Tierra iguales y ellos no querían dar a Jett la oportunidad de vivir.”

bebe-mama

'

“Cuando tomamos la decisión de no practicar el aborto, el doctor miró su reloj y pensó que perdíamos el tiempo.”

papa

Y el milagro de la vida sucedió. Mhairi sufrió una ruptura prematura de las membranas y fue diagnosticada con placenta previa, (la placenta se forma debajo del bebé), que puede causar sangrado e infección,. Les dijeron que en las siguientes 48 horas tenía que nacer el bebé o la vida de la mamá peligraba. Pero días más tarde no había nacido y regresaron a casa.

nino-prematuro

Doce días más tarde comenzó a sangrar y fue trasladada a urgencias, pero el hospital no tenía equipo para bebés nacidos de 28 semanas, por lo que se dirigieron al hospital de Portsmouth, a 128 kilómetros.

VER TAMBIÉN:  A esta doctora le falta uno de sus brazos pero le sobra valor... ¡Su vida es una gran lección!

bebe

Los médicos nos advirtieron que Jett podría tener problemas cerebrales y probablemente moriría al nacer, ya que sus pulmones no estaban desarrollados. Cuando Jett nació, dejó escapar un pequeño chillido antes de llevarlo a la incubadora, en donde permaneció tres meses, desafiando las probabilidades de vivir.

Jett-MorrisFinalmente Jett se recuperó rápidamente de sus pulmones y la ictericia. Rompió todos los pronósticos y pudo sobrevivir con 28 semanas de gestación. Se ha convertido en un niño saludable y feliz, creciendo con unos padres valientes que vencieron todos los desafíos.

Jett-Morris-bebe

DailyMail

Historias como la de Jett y su familia son las que nos alegran el día y nos dan fuerzas para luchar contra cualquier adversidad. Nadie debe decidir por ti, hay que hacer lo que dicta el corazón y arriesgarse en los peores momentos.

¡Comparte la hermosa historia de Jett con todos! Es un ejemplo de lucha y esperanza.

¿Te gustó?
Etiquetas:, ,

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!