Artistas polacos recrean coronas eslavas para mantener viejas tradiciones ¡Cuánto colorido!

Mantener vivas las viejas tradiciones de cada país es una tarea muy importante y muchas veces nada fácil, es por ello que la fotógrafa Ula Koşka y la artista experta en maquillaje Beata Bojda colaboraron juntas para lograr esta hermosa sesión de fotos con el fin de resaltar el hermoso folclor de los países eslavos. Coronas de flores, largos collares y una espectacular combinación de colores jugaron un papel muy importante para hacer posible esta hermosa galería ¡Dale un vistazo, te encantará! 😀

1.  El trabajo que se ha hecho con el maquillaje es impecable 😯

cultura polaca 1

2. ¡Las Guirnaldas son hermosas!

cultura polaca 2

3. Una combinación de colores un poco atrevida que sin duda luce espectacular 

cultura polaca 3

4. Los collares que usan son extremadamente bonitos 🙂 

cultura polaca 4

5. Ula Koşka es el nombre de la fotógrafa responsable de este hermoso trabajo

cultura polaca 5

6. Beata Bojda, de origen Polaco, logra hacer arte con el maquillaje 

cultura polaca 6

7.  Estos atuendos eslavos eran empleados para ceremonias religiosas y seculares

cultura polaca 7

8. Tales como matrimonios, funerales y diversas fiestas 

cultura polaca 8

9. Las destacadas coronas que modelan en las fotos se hicieron con la técnica tradicional que proviene de la zona polaca “Opoczno”

cultura polaca 9

10. Esto implica la torsión de papel para darle vida a las flores que podemos observar ¡Parecen flores verdaderas! 😯

cultura polaca 10

UlaKoska

Cuando dos personas talentosas se unen pueden lograr cosas aún más grandes y hermosas como esta asombrosa sesión fotográfica. No olvides visitar la página de Facebook de Ula KoskaBeata Bojda. 🙂

Comparte con tus amigos estas interesantes imágenes que muestran un poco de la cultura de los países eslavos. 😉

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!