Nadie le daba más de 24 horas de vida, pero lo que sucedió es admirable

La vida siempre da una segunda oportunidad. La pobre ardilla voladora recién nacida fue encontrada por un amante de los animales y decidió que aquel pobre ser tenía que vivir. La ardilla estaba en el suelo, moribunda, bajo los intensos rayos de sol de Florida. Él sería su madre a partir de ese momento. Nadie se puede crecer lo que se consigue con una firme propuesta y mucho mucho amor.

Arenita fue encontrada sola y abandonada sin conocer bien los motivos 🙁

01-ardilla

Su cuerpecito era un puñado de huesecitos cubiertos por una delicada piel. La pobre estaba muy débil y necesitaba ayuda urgente.

02-ardilla

Pero su cuidador no se dio por vencido y le proporcionó los mejores cuidados. Poco a poco le empezó a salir  un suave pelaje.

03-ardilla

Arenita se aferraba a la vida con mucha fuerza y salvador le ayudaba en su lucha.

05-ardilla

Por fin abre los ojos y conoce a la persona que le salvo la vida. ¡Es un milagro!

07-ardilla

Aquí vemos a Arenita completamente recuperada. Es muy activa y tiente mucha curiosidad por todo .

08-ardilla

Gracias a su protector, Arenita es feliz y  no conoce el  peligro.

09-ardilla

Sus compañeros sienten debilidad por ella; no le quitan el ojo de encima y la protegen día y noche. 😮

10-ardilla

No conoció a su auténtica madre pero ¿A quién le importa viendo este sabroso biberón?

14-ardilla

¡Mira que arte tiene Arenita montando a monopatín! Es una auténtica profesional. 😆

16-ardilla

Cuida su cabeza  del duro sol del verano y además sigue la moda. 😉

18-ardilla

Ha crecido mucho pero todavía cabe en cualquier sitio; le encanta meterse en el bolsillo de la camisa de su dueño y pasear con él por todos lados.

19-ardilla

¡Qué mayor se ha hecho, está irreconocible! Le encanta comer y comer sin parar.

22-ardilla

La pequeña Arenita sale por donde menos te lo esperas, es un bichito. 😛

23-ardilla

En esta foto se demuestra que es cierto eso de que todos los animales se parecen a sus dueños. 😀

24-ardilla

Fuente: imgur.com 

Ésta es una bonita historia que nos demuestra que todo es posible si nos lo proponemos. La pequeña Arenita estaba casi muerta cuando la rescataron pero con insistencia, paciencia y sobretodo mucho mucho amor, salió adelante hasta convertirse en una preciosa ardilla voladora.

Puedes compartir esta historia con tus amigos tal y como éste amante de los animales ha compartido con nosotros.

Más noticias sobre:, ,

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos