Era adicta a McDonalds y después de gastar 100.000 dólares en su comida, ahora perdió 107 Kg

¿A quién no le gusta la comida de McDonalds? Es difícil que alguien se resista, pero para esta mujer se convirtió en una severa adicción que no podía controlar. Su dieta diaria tenía comida de esta reconocida cadena y llegó a gastar 100.000 dólares en estos productos.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra8

Ella se llama Elle Goodall, es de Queensland, Australia, tiene 28 años y era tanta su adicción que en cada comida podía ingerir hasta tres hamburguesas. Si no quedaba satisfecha la invadía un sentimiento de ira contra su esposo.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra5

Pero un día acudió a una consulta médica por síntomas de gripe y fue diagnosticada con diabetes tipo 2, así que pensó que las cosas tenían que cambiar.

'

PIC FROM CATERS NEWS - A size 32 Maccas (McDonalds) addict who spent over 00,000 (60,000GBP) feeding her insatiable food habit has managed to ditch the greasy takeaway for good, and lost a WHOPPING 107KILOS. (16st 8)Elle Goodall, 28, from Mount Isa, Queensland (Australia) was so hooked on her favourite takeaway, shed order at least three large meals in each sitting, causing her weight to balloon to 184kgs. (28st 9) Her addiction was so bad, Elle would get in angry rages if she didnt get her fix and sometimes lost it at her husband Aaron Wilkins, 28, if he got her order wrong. SEE CATERS COPY

Ese diagnóstico le hizo reaccionar y pensar que debía cambiar su estilo de vida para preservar su salud.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra7

Decidió someterse a una cirugía para insertar una manga gástrica y ese fue el primer paso.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra11
Con mucho esfuerzo logró recuperarse siguiendo todas las recomendaciones de sus médicos. De momento ha perdido 107 Kilos y ha participado en 3 triatlones.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra13

“Si yo no estaba comiendo una comida frita, estaba pensando en comerla. Me podía comer fácilmente tres Big Mac, además de una porción extra de patatas fritas.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra10

No podía conseguir ingerír suficiente grasa”, comentó Elle.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra9

Relató que su adicción comenzó después de conocer a su esposo Aaron en el año 2007, cuando disfrutó el placer de pedir comida para llevar. Si su dieta no estaba completa en McDonalds, entonces pedía menús de KFC.

PIC FROM CATERS NEWS - A size 32 Maccas (McDonalds) addict who spent over 00,000 (60,000GBP) feeding her insatiable food habit has managed to ditch the greasy takeaway for good, and lost a WHOPPING 107KILOS. (16st 8)Elle Goodall, 28, from Mount Isa, Queensland (Australia) was so hooked on her favourite takeaway, shed order at least three large meals in each sitting, causing her weight to balloon to 184kgs. (28st 9) Her addiction was so bad, Elle would get in angry rages if she didnt get her fix and sometimes lost it at her husband Aaron Wilkins, 28, if he got her order wrong. SEE CATERS COPY

Recuerda sentirse como una princesa el día de su boda, pero ver las fotos un par de años después le causaba terror.

VER TAMBIÉN:  Hay una escena de la serie "Friends" que no pudo salir al aire...Descubre cuál y por qué

PIC FROM CATERS NEWS - A size 32 Maccas (McDonalds) addict who spent over 00,000 (60,000GBP) feeding her insatiable food habit has managed to ditch the greasy takeaway for good, and lost a WHOPPING 107KILOS. (16st 8)Elle Goodall, 28, from Mount Isa, Queensland (Australia) was so hooked on her favourite takeaway, shed order at least three large meals in each sitting, causing her weight to balloon to 184kgs. (28st 9) Her addiction was so bad, Elle would get in angry rages if she didnt get her fix and sometimes lost it at her husband Aaron Wilkins, 28, if he got her order wrong. SEE CATERS COPY

Este era su régimen alimenticio:

  • Desayuno: Ninguno
  • Almuerzo: Comida de KFC con 6 piezas de pollo, patatas fritas y Coca-Cola
  • Cena: Tres hamburguesas Big Mac más una porción extra de patatas fritas grandes y un Sundae de helado.
  • Aperitivos: Patatas fritas, Nuggets de McDonalds y chocolates calientes grandes durante el día.

Este es uno de los días de la dieta que sigue ahora:

  • Desayuno: Batido de color verde
  • Media mañana: Maíz crudo en la mazorca
  • Almuerzo: Un huevo hervido y verduras crudas
  • Merienda: Algas
  • Cena: Salmón ahumado y ensalada

Ahora es muy diferente, antes visitaba con tanta frecuencia McDonalds que el personal conocía perfectamente su nombre y su orden de memoria.

Algunas noches Elle tenía arrebatos de ansiedad muy fuertes, su esposo se debía encargar de que tuviera suficiente comida, pero por suerte eso terminó cuando se realizó la cirugía.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra15

Además de tener una dieta saludable y equilibrada, hace ejercicio. Desde aquel día han pasado nueve meses y ahora usa una talla 12, pesa 76 Kg y ha perdido 106 kilos.

“He perdido más peso de lo que pesa todo mi cuerpo hoy y estoy muy orgullosa de lo que he logrado”. El próximo mes de octubre participará en su cuarta triatlón. Ella no cree que vuelva a comer más en McDonalds, ahora tiene una vida nueva.

pierde-107-por-dejar-de-comer-chatarra12

metro.co.uk / news.com.au

Su historia es inspiradora, la salud es lo más importante y siempre debemos procurar cuidarla, así que cualquier dieta debe estar orientada a una vida sana bajo vigilancia médica. La apariencia física queda subordinada, si estamos sanos y felices una sonrisa bastará para lucir perfectos.

Comparte la experiencia de Elle con tus amigos, es un ejemplo de voluntad y perseverancia.

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!