¿Piensas que no eres lo suficientemente bueno? Aquí te haremos cambiar de opinión.

“Si tan sólo fuera….”, “Creo que me falta esto”, “No creo ser lo suficientemente buena para…”. Estas y muchas otras frases cruzan por mi cabeza a diario, y estoy segura que no soy la única. Tal parece que no importa las cualidades o virtudes que tengamos, siempre queremos más y, al no tenerlas, sentimos que no somos lo suficientemente buenos. Ya sea en el trabajo, en la escuela, con la familia o amigos, siempre hay algo que nos hace dudar de nosotros mismos… Pues yo digo ¡Basta ya! No podemos vivir al 100% sintiéndonos así. Sólo mira esto.

1. ¡Las personas con las que te comparas también se comparan con otros!

Tu artista favorito, alguno de tus amigos, la nueva pareja de tu ex. O QUIEN SEA. Ellos también se comparan con alguien más, no importa que tan perfectos pienses que sean. Si vivimos comparándonos con otros, JAMÁS vamos a vivir tranquilos porque TODOS somos diferentes, con problemas e imperfecciones. 🙂

motivacion2

2. ¡La mente nos puede engañar!

Todos vemos y creemos lo que queremos, pero no por eso significa que sea verdad. Ten cuidado la próxima vez que llenes tu mente con pensamientos negativos.

motivacion3

3. ¡Tienes muchas más virtudes que defectos!

“Hasta el momento en que dejes de respirar, hay más cosas buenas de ti que cosas malas” – Jon Kabat-Zinn.

motivacion4

4. ¡Necesitas más amor cuando sientes que no lo mereces!

La frase que dice que “El amor lo cura todo” es cierta. 😉

autoestima4

5. ¡Acepta por completo y haz las paces con el “ahora” para poder seguir y sentirte cómodo con el “después”!

Recuerda que uno “cosecha lo que siembra”.

motivacion 5

6. Enfócate en progresar más que en perfeccionar

Y piensa en lo lejos que has llegado, no en lo que te falta por recorrer.

motivacion 6

7. No puedes darte el lujo de odiarte a ti mismo

Recuerda que el primer paso para llegar lejos es quererte, aceptarte y perdonar tus propios errores.

motivacion 7

Sé que es difícil, pero si nos detenemos un momento a pensar en todo lo bueno que somos (sin caer en el orgullo), entonces entenderemos el valor que tenemos. ¿Qué importa si tu vecino es todo lo que tú quieres ser? Si trabajamos duro, nosotros también lo podemos lograr. 😉 La clave es no rendirse jamás.

Ayuda a otros a saber lo que valen. Comparte este artículo.♥

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos