Esto pasa después de 18 meses sin usar champú ni acondicionador… ¿Lo intentarías?

¿Te imaginas pasar más de un mes sin usar champú ni acondicionador? Yo creo que podría sobrevivir sin champú, ¡pero sin acondicionador jamás! Pues Katherine Martinko se atrevió a prescindir de ambos durante un experimento como redactora del portal Tree Hugger, pero los resultados le gustaron tanto que decidió hacerlo por algún tiempo más…

Ella es Katherine, una joven y guapa madre de Canadá. Cuando una colega le propuso hacer “El reto sin champú” jamás se imaginó los resultados. Mientras Margaret, su colega, decidió simplemente no usar champú durante 31 días, Katherine lo lavó con bicarbonato de sodio y lo acondicionó con vinagre durante el mismo periodo de tiempo. O al menos ese era el plan.

18 meses sin champú

Pasaron los 31 días y Katherine estaba maravillada con los resultados y se dio cuenta de algo: No quería regresar al champú nunca más. Por otro lado, Margaret decidió que vivir sin champú simplemente no era para ella. Katherine continuó usando bicarbonato y vinagre en su cabello, lavándolo cuando lo sentía sucio (más o menos cada 4 días).

un año sin champú 2

Katherine nos cuenta que el bicarbonato de sodio se limita a absorber sólo el exceso de aceites naturales que el cuero cabelludo produce, no los arranca agresivamente como lo hace el champú, lo cual hace que el cabello se mantenga hidratado y con menos frizz o encrespamiento. El vinagre de sidra de manzana le deja el cabello muy suave y manejable, además de que ambas sustancias son mucho más baratas que el champú natural que usaba antes. En esta fotografía podemos verla 5 días después de lavarse el cabello, el cual a penas comienza a verse un poco grasoso por los costados.

un año sin champú

Cuando lo siente demasiado grasoso, lo lava con una receta casera de champú en seco que contiene polvo de arruruz o maicena, y algunas gotas de aceite esencial de lavanda. Esto absorbe el exceso de grasa y puede pasar un par de días más sin lavarse el cabello.

un año sin champú 1

Tree Hugger

Si quieres probar este método, usa la receta probada y comprobada de Katherine:

1. 1 ó 2 cucharadas de bicarbonato de sodio, dependiendo de lo largo que sea tu cabello.
2. Disuelve el bicarbonato de sodio en 500 ml de agua y viértelo sobre tu cabeza. La clave es esparcirlo por todo el cuero cabelludo.
3. Enjuaga con agua y luego haz lo mismo con el vinagre de manzana: 1 ó 2 cucharadas disueltas en agua tibia, lo viertes sobre tu cabeza y lo enjuagas casi de inmediato.

Si lo intentas, no olvides contarnos cómo te fue. ¡Y tampoco olvides compartir esta manera tan ecológica y barata de limpiar el cabello!

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!
O síguenos en YouTube y disfruta de nuestros mejores videos

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!