10 consejos de crianza que te ayudarán a formar niños independientes y felices

No hay un manual de maternidad o paternidad que garantice los mejores resultados, los niños no son un pastel que deba prepararse con medidas exactas y tiempos predefinidos… pero como buena madre con acceso a internet he recopilado consejos que me parecen sensatos y, aunque algunos van en contra de varias creencias populares, me han ayudado a ser una mejor mamá. Espero que sean de ayuda a más padres y madres. 🙂

1. Recuerda que la escuela no hace milagros: La mayor parte de las cosas que un niño necesita aprender se enseñan en casa, como los buenos modales, la inteligencia emocional,… el manejo de la frustración no necesariamente los enseña el profesor de matemáticas. No esperes que los niños aprendan todo en la escuela, ahí se encuentran los conocimientos.

2. El conocimiento no hace a un niño maduro: A veces los adultos confundimos el intelecto con la madurez; hay niños muy listos que no son necesariamente aptos para enfrentar decisiones o situaciones para mayores, o jóvenes con malas notas que pueden tomar decisiones muy maduras y responsables. ¡No te confundas!consejos-para-niños-felices

3. La inteligencia emocional importa tanto (o incluso más) que otras clases de inteligencia: La inteligencia emocional es la habilidad de expresar, procesar y encausar las emociones. Es uno de los atributos más importantes de las personas exitosas y una característica clave para la felicidad de tu hijo desde la niñez hasta la edad adulta. Es una cualidad que se aprende en la práctica, la teoría no sirve de mucho, y la mejor manera para que ellos la aprendan es observando el ejemplo de sus padres, lo que nos lleva al siguiente punto:

VER TAMBIÉN:  Así reaccionó esta periodista después que un hacker robara y publicara sus fotos desnuda

4. Sé congruente como padre y como persona: No sólo la inteligencia emocional se aprende de los padres, también los valores y principios. No les digas que no deben mentir pero dices mentiras frente a ellos. No digas que deben comer sus verduras pero tú no comas las tuyas, recuerda que la mejor manera de predicar es el ejemplo. Sé que no es fácil, pero aún cuando te equivoques (todos lo hacemos), tus hijos verán que es posible mejorar a cualquier edad.

'

consejos-para-niños-felices1

5. No exijas perfección (en ti o en tus hijos): Al saber que eres el ejemplo de tus hijos quizá sientas la presión de ser casi perfecto, pero nadie lo es. No esperes algo así de ti mismo ni de tus hijos, es mejor aprender de los errores, levantarse mil veces que no haber caído ninguna (eso es imposible). Enseña a tus hijos valores justos y virtuosos por medio del ejemplo, esto sentará las bases para que sean adultos íntegros y responsables, que es mejor que intentar ser perfecto.

6. Déjalos ser: A veces es un poco difícil que uno, como padre o madre, deje que los niños sean ellos mismos. Permite que se descubran, que se conozcan: Que sepan qué les gusta, qué les desagrada, qué les divierte, qué les duele. Permite que se raspen las rodillas, que se caigan un poco, que SE EQUIVOQUEN.

consejos-para-niños-felices2

7. No los ayudes demasiado: No me malentiendas, la ayuda es buena, pero cuando es demasiado llega a ser más bien un obstáculo. Adviérteles que si corren se pueden caer, será su decisión si dejar de correr o no (casi siempre seguirán corriendo hasta caerse). Cuando caigan, permite que se levanten solos. Ayúdales a curarse los raspones, bríndales una palmada de ánimo. Seguro que la siguiente vez te escucharán o, al menos, tendrán más cuidado (sí, esto es una metáfora y aplica en menor o mayor grado en la mayoría de las situaciones en la vida).

VER TAMBIÉN:  Una maleta que incluso vacía tiene absolutamente todo lo necesario para un buen viaje

8. Sé realista: Esto es singularmente difícil para mí, porque cuando despierto a mis pequeños cada mañana los miro y siento un gran amor, que son los niños más hermosos e inteligentes del mundo. O cuando estoy cansada, en la noche, y no quieren irse a dormir ni cenar, siento como si tuviera un ejército de 300 niños, los más escandalosos e hiperactivos. A veces exageramos los cumplidos o regaños y eso daña la capacidad de nuestros pequeños para percibir la realidad. Que tus elogios sean mesurados, pero llenos de amor, y que los castigos sean congruentes con la falta cometida, pero llenos de amor.

consejos-para-niños-felices3

9. No escondas tus errores: Esto incluye no esconderle a tus hijos errores de tu pasado. Si les dices, por ejemplo, que nunca has bebido una gota de alcohol para evitar que ellos caigan en una adicción peligrosa pero ellos descubren que en realidad sí bebías, perderás credibilidad y autoridad. Es mejor aceptar que has bebido pero explicar por qué crees que es malo. Esa es una mejor advertencia y abrirá canales de comunicación que se fortalecerán.

10. Ayúdalos a hallar su camino: Todos los padres esperamos cosas que creemos buenas para nuestros hijos, como terminar la universidad, relacionarse con “gente de bien”, tener un buen trabajo… Pero quizá ellos quieran otra cosa. Quizás.

consejos-para-niños-felices4

Recuerda aplicar los consejos que vayan de acuerdo a tu estilo de vida, lo que es bueno para una familia puede ser un inconveniente para otra. Confía en ti y escucha a tus hijos, ¡ellos saben más de lo que uno cree, podrías sorprenderte!

Comparte estos consejos con otros padres, quizá algo les funcione también 🙂

¿Te gustó?

Te recomendamos

¿Te gustó el vídeo?
¡COMPÁRTELO!

No te pierdas las noticias más inspiradoras, divertidas y curiosas.

Síguenos en Facebook,
¡No te arrepentirás!